Barcelona

Ocio

Barcelona es una ciudad que nunca descansa. Ofrece una amplia variedad de opciones para pasar un buen rato conociendo la ciudad, estas son algunas de las más reclamadas:

  • acuarium barcelona
    EL AQUARIUM DE BARCELONA.

    Más de 11.000 peces y criaturas marinas diferentes te están esperando en El Aquarium de Barcelona. Este Aquarium te ofrece la posibilidad de conocer que se esconde dentro del mar mediterráneo pero sin necesidad de mojarte.
    Ofrece actividades tanto para los más pequeños como para los más mayores ya que los niños pueden realizar una acampada durmiendo junto a los peces y para los adultos más valientes existe la posibilidad de bucear junto a tiburones.

  • la boqueria
    MERCADO DE LA BOQUERÍA.

    El Mercado de San José, popularmente conocido como el mercado de La Boquería es una de las visitas que no pueden faltar si quieres conocer la ciudad.
    Es una mezcla de sabores, aromas y sensaciones que te invitan a probar la gastronomía más tradicional de Barcelona.  Dicen que lo que no encuentres en la Boquería no lo encuentras en ningún sitio.

  • museo barcelona
    MUSEO FÚTBOL CLUB BARCELONA.

    Es uno de los museos más visitados de Barcelona. Reúne piezas relacionadas con el deporte y la historia del Fútbol Club Barcelona.
    Si eres un aficionado de este equipo no pierdas la oportunidad de sentarte en el banquillo de tus jugadores favoritos o de fotografiarte con los trofeos más importantes del Club.

  • Playa barceloneta
    PLAYA BARCELONETA.

    La playa de la Barceloneta es la más popular y antigua de las playas de la ciudad. Con 1.100 metros de longitud es, junto con la playa de San Sebastián y la playa de la Victoria, una de las preferidas por los turistas.
    Se encuentra en el barrio de la Barceloneta uno de los barrios con mayor tradición de la ciudad.

  • Tibidabo
    TIBIDABO

    Sus 512 metros le posicionan como el pico más alto de la sierra de Collserola de Barcelona. La visita al Tibidabo es obligatoria si piensa pasar unos días en la ciudad, su acceso más bonito y natural es el que te ofrece el Tranvía Blau, el tranvía más antiguo de Barcelona.